SOBRE MI

¡Hola! Soy Vicky

Desde hace un tiempo me embarque en el mundo de la imagen personal, inspirada por el poder transformador que tuvo en mi propia vida. A lo largo de mi vida siempre luché con el espejo, me mataba a dietas antes del verano, vivía de tacos altos para compensar mi altura natural y nunca estaba del todo conforme con cómo me veía. En 2016 hacía poco me había casado, trabajaba en una importante compañía multinacional y esperaba mi primer bebé. Tuve la suerte de vivir un embarazo increíble y lo disfruté muchísimo, pero algo nublaba mi atención: no paraba de engordar. Para el momento que Matías nació (un bebe hermoso y perfecto), la balanza y yo éramos enemigas intimas. Y así comenzó mi proceso de transformación…

Luego de ser mamá mi cuerpo cambió tanto que no lo podía reconocer. Entre los kilos de más, el amamantamiento y las pocas horas de sueño que disfrutaba en el día, mi imagen personal estaba última en la lista de prioridades. Al principio estaba bien, entendía que era parte del momento que estaba viviendo, pero a la larga me empecé a dar cuenta de que el no gustarme a mí misma me estaba afectando en un lugar mucho más profundo, en mi confianza y autoestima. Pasé un tiempo largo peleando con mi cuerpo, sintiendo que no era lo suficientemente lindo, balanceado o “adecuado”. Hasta que un día hice un “click” y me embarqué en este viaje de quererlo más y aprender a sacarle el mayor provecho a todo lo que soy.

Dejé de querer entrar en moldes en los que ya no entraba para descubrir cuál era MI PROPIO ESTILO, qué imagen quería dar y, sobre todo, qué quería transmitir con ella. Descubrí que había técnicas que podían ayudarme a lograr ARMONÍA EN MI SILUETA y aplicándolas me di cuenta que así como estaba no solo me podía ver bien, sino que de verdad me sentía bárbara. Dejé de usar el color negro como caballito de batalla para “esconder” y elegí experimentar con COLORES que me permitieran darle vida a mis conjuntos y me dieran esa inyección extra de energía (tan necesaria en la maternidad jaja). Y sobre todas las cosas, ME CANSÉ DE TRATARME MAL y de postergarme. Me di cuenta de que así como soy, con el cuerpo que tengo hoy, ¡puedo verme y sentirme espectacular! Y que la vida es demasiado corta para pasar peleadas con el espejo y vestidas en colores poco inspiradores.

En mi búsqueda por reencontrarme en el cuerpo de otra persona me encontré con Coaching de Imagen, y en 2017 me certifiqué como Style Coach en el Style Coaching Institute de Inglaterra. Coaching de imagen consiste en la combinación de herramientas de asesoría de imagen y técnicas de coaching personal. El resultado es un enfoque integral que no solamente se preocupa por trabajar la imagen que el cliente ve en el espejo, sino también la que ve en su mente (su propia imagen interna), entendiendo la auto-aceptacion y el auto-amor como el mejor camino hacia verte increíble y sentirte plena. Porque de poco sirve aprender a vestir un cuerpo que no te gusta; la clave está en amigarte con la que ves en el espejo, tratarla con cariño y recordarle todos los días que es perfecta así como es.

 

Hoy tengo el placer de dedicarme a compartir este sentimiento  con cuantas mujeres me sea posible, ayudándolas a sacar a la luz lo mejor de ellas desde adentro hacia afuera. Lo más transformador sobre trabajar en tu imagen personal no es el impacto que esto puede tener en cómo te ven los demás, sino en  cómo te ves a ti misma.  Cuando usamos algo que nos gusta, eso se refleja en nuestra actitud: proyectamos seguridad, sacamos a relucir lo mejor de nosotros y nos animamos a más.

Estoy convencida  de que todas podemos lucir impecables y sentirnos increíbles, sin importar qué talle, altura o tipo de cuerpo tengamos. No se trata de impresionar a otros, ni de estar perfectas todo el tiempo; el objetivo es sentirte genial con vos misma y con tu cuerpo, y lograr que esto se vea reflejado en tu exterior.

Te invito a transitar juntas el camino hacia sentirte increíble, de adentro hacia afuera. ¡Te aseguro que vale la pena!

Aunque nada cambie, si yo cambio, todo cambia” Marcel Proust

¿PORQUÉ UNA MARIPOSA?

La mariposa es símbolo de transformación y nueva vida, representa el dejar ir viejos ciclos para encontrar nuestra verdadera expresión interior.

La mariposa nos llama a expandir nuestra conciencia, deja ir las limitaciones y sentirnos libres para expresar nuestra propia belleza interior. Simboliza el pasaje de una fase de la vida a la siguiente, llegando más alto, extendiéndonos hacia afuera, dejando la seguridad del capullo y encontrando nuestro propio lugar entre las flores de la vida.

 

Nos invita a permitir que el viento nos lleve hacia nuestras metas y sueños. Simboliza un momento de auto-descubrimiento y renacimiento.

 

La mariposa nos muestra nuestra belleza interior en todo su esplendor.

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono Pinterest

© 2018 Vicky Zorrilla, Coach de imagen. Todos los derechos reservados.